Fundación Ilersis, Premio Josep M. Piñol 2018 a la innovación

 

Antoni Siurana presidente de Ilersis

Ubicada en Lleida, La Fundació Ilersis se dedica desde hace 39 años, a través de proyectos innovadores, la integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual y en riesgo de exclusión social. Un buen ejemplo de este modelo de trabajo es el de la gestión de “La Llotja”, el restaurante del Palacio de Congresos de Lleida. Este proyecto, además de crear 21 puestos de trabajo de calidad, consigue dar más visibilidad al colectivo y también acabar con ciertos estigmas que aún perduran en algunos sectores de la sociedad.

Qué le hizo decidirse a presentaros al Premio Piñol? Creemos mucho en el proyecto que hemos puesto en marcha y consideramos que es innovador por el doble resultado que supone: generar puestos de trabajo digno a la vez que da a conocer el colectivo con el que trabajamos.

¿Qué supone para vosotros recibir este galardón?
En primer lugar, una satisfacción muy grande, ya que fueron escogidos entre tantos proyectos es muy motivador. En segundo lugar, nos ha hecho mucha ilusión que este año el Piñol el gane una entidad de Lleida.

¿A qué dedicaréis el importe económico que acompaña el premio? Seguro que la invertimos en formación y en consolidar y reforzar los puestos de trabajo que estamos generando.