Ada Parellada Patrona de Acció Solidària Contra l’Atur

Ada Parellada nació en 1967. Es nieta y bisnieta de restauradores. En 1993 abrió en el ensanche barcelonés el restaurante Semproniana. Desde este febrero es miembro del patronato de Acció Solidària Contra l’Atur.

¿Cómo has conocido la fundación ASCA?
De hecho, ya conocía la fundación porque tiene casi cuarenta años de trayectoria y tantos años de trabajo continuo hace que su trabajo tenga eco.

¿Cuál ha sido la principal razón para formar parte como patrona?
Si me llaman, contesto. Esto de entrada. Pero aún estoy más dispuesta si el proyecto se basa en el hecho de ayudar a sacar adelante a personas emprendedoras a salir de situaciones complicadas gracias al trabajo. Yo misma soy una emprendedora y una pequeña empresaria. Abrí mi restaurante con 25 años y he luchado siempre por sacarlo adelante. Sé lo que cuesta y solamente trabajando es como podemos salir adelante.

¿Qué te gustaría aportar?
Creo que aprenderé más de las personas del patronato que no lo que yo pueda aportar, por su trayectoria laboral y social y por tantos años que hace que forman parte. Sin embargo, me gustaría mucho poder aportar mi experiencia en el mundo de la restauración, porque muchos de los emprendedores beneficiarios de la fundación optan por abrir pequeños negocios de hostelería.

¿Cómo emprendedora, qué recomendarías a nuestros beneficiarios?
Antes de emprender hay que mirar si hay posibilidad de clientela. Lo de querer vender gafas de bucear en el desierto, ¿sabes? Mirar si hay clientes, ver la competencia y pensar qué puedes aportar de novedad. A veces la novedad es sólo mirar atrás y revalorizar un producto que parecía obsoleto. Un buen cocinero ha iniciado un negocio de pollos asados ​​y, lo que parecía anticuado, lo ha vuelto a poner de moda. Y un consejo: es muy difícil ser pionero. Si aciertas el producto y el momento, chapeau! Pero cuesta mucho abrir camino. Si no tienes mucho cojín para perder mucho dinero, es más sensato ir un poco al abrigo. La metáfora es no ser quien abre el camino con el machete, porque sale muy arañando. Es mejor ir detrás del que lo lleva.

Crees que, en estos momentos de dificultad, ¿la creatividad en los negocios es fundamental para continuar con éxito?
No sé si es tanto cuestión de creatividad como de arremangarse. Yo he interpretado este momento como un inicio, como si volviera a estar en la casilla de salida del juego de la oca. Me veo como cuando empecé, trabajando todas las horas y volviendo a empezar con aquella energía e ilusión. Sin tener miedo, sin tener pereza, sin pararnos a pensar qué nos deparará el futuro. Trabajar y salir adelante.

¿Qué le dirías a una persona para que colaborase con ASCA?
Le diría que, además de que todos tenemos números para encontrarnos en situaciones similares, es una gran satisfacción saber que con un poco de apoyo podemos no sólo ayudas a una persona sino a todo un entorno.